Creando una cultura emprendedora real – II Congreso de Emprendedores Iniciador

Mañana día 1 de diciembre de 2011 se celebra en Madrid, en la URJC de Móstoles, el II Congreso de Emprendedores Iniciador – Aquí emprendemos.

iniciador, emprender, emprendimiento, congreso

El evento comenzará a las 10:00h y se realizarán varias charlas, talleres y entrevistas con una media de 20 minutos de duración cada una,

La temática y los ponentes intentan abarcar muchos aspectos especialmente importantes para el emprendizaje, por lo que tendrá lugar desde un taller de legalidad, una charla sobre la toma de decisiones acertadas en un proyecto, la internacionalización de una startupemprendimiento social, entrevistas Álvaro Cuesta Presidente de AJE Madrid, Enrique Dubois co-fundador de Mola.com o Enrique O`Connor responsable de Iniciador Londres.

Si no os queréis perder ninguna de las charlas aquí tenéis el programa completo de este evento que no sólo reúne a referentes del emprendimiento de nuestro país y fuera de él, sino que a través de Iniciador intenta crear una cultura emprendedora real, una comunidad en la que los emprendedores encuentren los apoyos necesarios y las conexiones para dar forma a sus ideas o proyectos.

Destacar la importancia del networking en este tipo de eventos, donde también podemos contactar con inversores o con otras personas con las que formar el equipo que estemos buscando para crear una empresa.

Para poder asistir debéis inscribiros aquí.

Desde aquí queremos dar la enhorabuena a Iniciador por este movimiento que cada día conquista a más personas y que sin duda, da esperanza a muchos emprendedores que ven en las experiencias de los demás su propio futuro.

Consejos prácticos para emprender. Juan Alonso-Villalobos CEO en Checkyourcar

Esta semana inauguramos nuestra sección de entrevistas a emprendedores.
En esta ocasión hemos hablado con Juan Alonso-Villalobos CEO en www.checkyourcar.es que nos cuenta su experiencia como emprendedor.
Seguro que muchos os sentiréis identificados.
checkyourcar

Algunos consejos prácticos para emprender.

Hace ya un par de años que decidí dar salida a ese gusanillo que tenía dentro de crear algo por mí mismo. En mi caso se trató de la ansiedad de crear valor añadido y que mis decisiones y voluntad se transformaran en algo real y bueno para la sociedad y, claro, de paso, ganar dinero. Mi último proyecto lleva ya más de un año de vida y ahí seguimos (todo un éxito si nos basamos en la estadística: cada día que pasa es en sí una campaña ganada).

Pero cuando me decidí a emprender había muchas cosas que no sabía, o que no quería saber (a pesar de que varios amigos me lo habían avisado, pero, ya sabéis, estas cosas sólo le pasan a los demás).

En este pequeño resumen voy a intentar trasmitir una pequeña parte de mi verdad sobre emprender, pero, sobre todo, porqué estoy pasando la época más genial de mi vida profesional.

El mundo de los proyectos emprendedores es un mundo de altibajos.

Si tienes ganas de emprender, de ser tu propio jefe, de defender un proyecto en el que crees,  de crear empleo, de todas esas cosas bonitas… vete preparando. Harás tu plan estupendo en excel,  verás claramente el futuro, creerás en tu proyecto y saldrás a la calle con toda la energía…

… y te encontrarás muy rápido con que no sabes si el mes siguiente generarás suficiente cash para pagar las nóminas, con que la cantidad de dinero que considerabas que necesitabas  para tu proyecto no llega. No entenderás cómo es posible que haya gente que haga puente, que en una empresa potencialmente cliente te digan que están muy, pero que muy interesados y te den cita para tres meses después…

… pero también te encontrarás  con momentos en que los clientes “lo ven”, o entienden, con clientes que te escriben dándote las gracias por tu producto o por tu servicio,  con una devolución de IVA que no sabías cuando iba a llegar, pero que aparece y te soluciona tres meses de cashflow.

Para emprender hay una primera cosa que hay que tener clara: prepárate para los altibajos, para golpes enormes de adrenalina y momentos duros de “y mañana cómo hacemos.”

No te quepa duda de que necesitarás apoyo para aguantar estos altibajos, .

Más importante que casi nada: que tu pareja crea en ti y te apoye.

No hay inversor más importante en tu proyecto que tu pareja (del tipo que sea). Tú crees que necesitas inversores, empleados, clientes y cosas así. Es verdad, pero antes de nada, necesitas que tu pareja crea y compre al 200% tu proyecto y/o tus ganas.  Necesitas que sepa el por qué lo haces, el qué buscas y que te apoye y, sobre todo, que te lo diga mucho.  Este es tu primer inversor y accionista: consíguelo y tendrás una base sobre la que construir; no lo consigas o no le dediques el tiempo suficiente y lo tendrás muy pero que muy difícil.

Yo reconozco que esta parte la he tenido muy fácil, pero la verdad es que no pasa semana sin que le diga a mi mujer: no podría hacer esto sin ti.

Muévete todo lo que puedas y más.

Desgraciadamente en España no es fácil encontrar gente que invierta en tu proyecto. No es que no la haya, es que no hay manera de saber dónde están. En mi opinión, no puede decirse que esté muy organizado todavía. Esperemos que estas nuevas iniciativas tengan éxito: hacen verdadera falta.

No creo que haya manera de a priori saber cómo hacer. Mi consejo: muévete todo lo que puedas.  Intenta hablar con otros emprendedores, que ellos te pasen contactos,  pide ayuda, presenta en todos los foros posibles,  ve a todos los “eventos” que puedas, escucha historias de otros emprendedores, insiste, insiste e insiste y muévete por todos lados.  Buscar capital es, como dicen los anglosajones, un “full-time work”.

Ten preparado tu “two-minutes pitch”. Lo usarás más de lo que crees.

Ten siempre listo tu resumen de lo que haces, para qué, por qué tú, qué necesitarías de un inversor y qué le darías a cambio. Cualquier persona que te cruces en una fiesta, en una cena, en la calle puede ser un potencial inversor. Ante la pregunta educada y formal de “y tú, ¿a qué te dedicas?”, responde sin tapujos, cuéntales tu sueño, lo que te mueve,  todo lo que has hecho hasta ahora y lo que ya has logrado y cuáles son los próximos pasos.

Prepárate y practica tu two-minutes pitch y no desaproveches ocasión alguna para lanzarlo. Nunca sabes bien dónde están tus inversores soñados.

Intenta que tus socios te aporten.

Hay que saber decir que no a un inversor. Aunque traiga el capital que necesitas, si no está clara la relación, si no puede aportarte algo que te haga falta, si no hay algún tipo de química, sobretodo cuando estás lanzando tu proyecto, debes aprender a decir que no, aunque te parezca que pone en riesgo al proyecto de tus sueños.

Tus accionistas deben servir, sobretodo, para dos cosas: la primera para poner dinero (evidente). La segunda para animarte cuando ha salido algo mal o has hecho algo mal (que ocurrirá sin duda), para aportarte un criterio que a ti te falte, para pararte cuando te has ido por las ramas y estás mirando para el lado equivocado.

Creo que es fundamental el encaje entre inversores y emprendedores:  igual que un inversor te selecciona, selecciónalo tú también.

En mi experiencia, intenta, si puedes, que tus inversores quieran lo mismo que tú y sé completamente transparente con ellos.  Cuéntales tus penas, tus problemas, tus cambios del modelo de negocio, cómo has solucionado unos puntos y cómo piensas solucionar otros. Pon en sus manos toda la información: planes, contabilidad, dales cuentas de analytics para tu web… La transparencia paga.

Llegará un día en que un inversor te escriba para proponerte quedar y tener una sesión de apoyo, del tipo: “hace ya tiempo que no nos sentamos para darte ánimos, ¿qué te parece un café mañana?”. Y os aseguro que sirve de mucho.

Hay muchas más cosas que espero poder compartir con vosotros otro día, pero como dicen en mi tierra, “para muestra, un botón”.

Juan Alonso-Villalobos
CEO
www.checkyourcar.es